Suelo pélvico reactivado y con ello 20 kg perdidos

Johanna Kniewel 13.03.2016

Ya hace casi un año de que gracias a un muy buen asesoramiento, pedí una de sus cama elástica bellicon®. ¡Y en este punto me gustaría dar las gracias por simplemente el mejor entrenamiento de todos tiempos!

"Después de dar a luz por segunda vez tenía  demasiado exceso de peso, así como enormes problemas con mi suelo pélvico. Por eso mi comadrona me impuso, más o menos, la prohibición de practicar deporte, y estimó que mejor empezase a correr después de un año largo. Además no tenía tiempo en absoluto, debido a mí dos hijos, de salir a correr.

De todos modos, quería hacer algo partout para sentirse mejor otra vez. Acordé de cama elástica era un deporte e investigué en Internet. Allí me encontré con suerte que: bellicon! Mi comadrona era muy escéptica y me desaconsejó saltar. Me mantuve obstinada y me informé muy bien acerca de "el bellicon® y el suelo pélvico"

Una asesora muy amable de vuestro equipo me explicó lo positivo que es usar el bellicon® y como afecta al suelo pélvico, que inicialmente sólo debía saltar con los pies pegados a la lona parar volver a reactivar los músculos del suelo pélvico. ¡Así que me convencí y me lo compré!

Y comenzé usarlo muy lentamente, empecé saltando con los pies pegados a la lona hasta progresivamente terminar dando saltos. Con pesas, haciendo ejercicios de cruzamientos o el ejercicio de la marioneta. ¡En vuestro canal de YouTube recibí un montón de sugerencias!

¡Después de sólo cinco meses, estaba en forma como nunca antes y más de 20 kg más ligera! ¡Y todavía lo estoy, por supuesto! No, yo no encajaba en mis viejos vaqueros, ni ahora porque me están demasiado grandes.

¡El bellicon® es una parte indispensable de mi vida! ¡Es simplemente el mejor y más motivador aparato de entrenamiento que he tenido! Casi todos los días lo he estado usando durante unos 30 minutos. Lo tengo colocado justo en frente de la televisión y cuando no estoy tan motivada, lo cual es raro, comienzo a saltar y de ahí paso a un pequeño programa de entrenamiento.

De modo que, ¡otra vez muchas gracias por este gran aparato deportivo!

Compartir Comentario