Un gran apoyo después de una hernia discal

Renata Lange 23.12.2014

«Soleados saludos desde Kiel y muchas gracias por el bellicon®. Lo utilizo regularmente como mínimo 15 minutos por las mañanas como deporte matinal y en la tarde-noche para cansar al cuerpo.

En verano de 2009 sufrí una hernia discal fuertemente dolorosa y me pude escapar de una operación. Después hizo falta una rehabilitación y un deporte que la reforzara. Pero desgraciadamente seguía teniendo dolores, así que conseguí una nueva cita con el traumatólogo y mientras tanto me compré un bellicon®.

Muchas gracias por la genial y rápida entrega. Al principio era importante para mí y mi espalda entrenar al menos 5 veces diarias durante 3 minutos y, al poco tiempo y hasta el día de hoy, constaté una sorprendente mejora, de tal manera que la cita con el traumatólogo ya no fue necesaria.

Agradezco tener este maravilloso aparato. Decir también que todo surgió sin embargo a raíz del uso regular, lo que me divierte y alegra mucho.

Muchas gracias al equipo de bellicon®.»

Compartir Comentario