Han desaperecido mis problemas en el sacro

Wolfgang Herzog 21.01.2015

Después de sufrir lumbago desde hace más de 5 años, por consejo de mi médico, comenzamos a realizar saltos en la cama elástica. Me explicó cómo se puede utilizar para entrenar directamente los músculos más pequeños situados en la columna vertebral. Compra inicial: cama elástica de 50 € en el supermercado. Después vino la compra de un Trimilin en una tienda de deportes: no estaba mal, pero con el paso del tiempo era demasiado duro.

Cuando visitamos a nuestros familiares en Alemania, probamos el bellicon®... ¡GUAU, qué sensación! Experimentamos una gran diferencia. Inmediatamente vendimos el Trimilin y compramos un bellicon®.

Hoy tenemos 2 bellicon® en casa por las diferencias de peso entre Renate y yo. Llevamos balanceándonos en él a diario desde hace 4 años en sesiones de hasta 30 minutos, principalmente por la mañana. Nos sirve para fortalecer todo el cuerpo, y especialmente han desaparecido los problemas en el sacro. El hombro de Renate, que presentaba una calcificación, ya no le duele, y ha recuperado la movilidad de antes de la operación. Y a Renate le encanta, porque a la vez entrena el suelo pélvico. Incluso puede hacer desaparecer como por arte de magia un pequeño dolor de cabeza matutino. Y por cierto, seguimos comiendo como antes, ¡nos cuesta muy poco mantener nuestro peso!

Conclusión: Invertir en nuestra salud nos cuesta unos 0,50 € al día. Y bellicon® es el único aparato que hemos utilizado de forma continua durante todos estos años.

Leer más sobre el bellicon® y los dolores de espalda

Compartir Comentario