INSTRUCCIONES DE SEGURIDAD

No seguir estas instrucciones puede resultar en serias lesiones. 

Estas instrucciones de seguridad pretenden promover un uso seguro y agradable del trampolín.

El mal uso y abuso de este trampolín es peligroso y puede causar lesiones graves. Utilice el trampolín sólo como se describe en estas instrucciones de seguridad.

Lea atentamente las Instrucciones de Montaje antes de montar a su trampolín.

El propietario y los supervisores del trampolín son responsables de sensibilizar a todos los usuarios sobre estas instrucciones de seguridad.

Asegure el trampolín contra su uso no autorizado y/o sin supervisión.

Asegúrese de que el piso o la tierra alrededor del trampolín esté libre de todos los objetos que puedan causar lesiones si se les pisa al bajar de él.

La sala en donde se practique el rebote, debe tener suficiente aire fresco (es decir, abrir una ventana).

 Es esencial que haya suficiente espacio para la cabeza. Proporcione espacio adecuado entre techos, plafones, ventiladores de techo, cables y ramas de árboles. Si no hay un adecuado espacio para la cabeza, esto puede resultar en lesiones de cabeza o cuello.

Los espacios laterales libres son fundamentales. Coloque el trampolín lejos de estructuras, cercas, áreas de juego, mobiliario y otros equipos de ejercicio. Mantenga un espacio libre en todos los lados del trampolín. Quite todas las obstrucciones de debajo del trampolín.

No coloque el trampolín en una superficie elevada. El trampolín debe estar a nivel del piso o nivel del suelo. Coloque el trampolín en una superficie nivelada antes de usarlo. No debe deslizarse o tambalearse. Para los trampolines de banda Bellicon, utilice las seis puntas de goma antideslizante para cubrir los pies del instrumento.

Inspeccione el trampolín antes de cada uso. Reemplace todas las piezas desgastadas, defectuosas o ausentes. Para trampolines con tornillos en las patas, asegúrese de que las patas estén atornilladas firmemente. 

Preste atención a los calcetines o los zapatos durante su entrenamiento. Asegúrese, antes de usar el trampolín, que sus calcetines/zapatos/pies (si está descalzo) no se deslizan ni resbalan. Generalmente, los calcetines de algodón funcionan bien. Si entrena al aire libre, asegúrese de que la colchoneta no esté mojada.

Utilice ropa adecuada al realizar el ejercicio; No use ropa suelta que pueda engancharse en el trampolín.

Las personas que tienen 50 años o más y las que tienen problemas con su espalda, las articulaciones o con sus pies y las que sufren de mala circulación, problemas de corazón o problemas de lesiones o accidentes, deben consultar a su médico antes de usar el trampolín. También - si después de usar el trampolín - se observa un deterioro de la salud, se debe consultar un médico antes de continuar con el uso de dicho trampolín.

Adapte su entrenamiento, en intensidad y dificultad, a su propia capacidad individual. No se esfuerce más de lo que pueda.

Si está usando un trampolín por primera vez, no debe entrenar más de dos a cinco minutos a la vez durante la primera semana. Después de una semana puede aumentar el tiempo de entrenamiento a diez o incluso a veinte minutos a la vez. Puede entrenar varias veces al día. Sin embargo, si su cuerpo se siente incómodo después de su sesión de rebote, entonces usted podría haber rebotado demasiado: Reduzca su tiempo de entrenamiento y asegúrese de rebotar más suavemente. 

Después de algunas semanas de rebote, se recomienda un uso diario de veinte a treinta minutos, que es un entrenamiento suficiente. Se puede dividir el tiempo de entrenamiento para que rebote varias veces al día durante un período más corto de tiempo. Es mucho más saludable y mucho más beneficioso para su cuerpo la práctica de un entrenamiento moderado pero regular una vez a la semana, durante una hora ¡o más!

Puede ocurrir que, al empezar a usar al trampolín, tenga dolores musculares. Esto es debido al uso de músculos que no ha usado antes. Sea amable con usted mismo y reduzca su tiempo de rebote y la intensidad del mismo. Se recomienda estirar los músculos de las piernas después de cada sesión de rebote- como lo haría después de correr.

Comience rebotando lentamente, y poco a poco aumente la intensidad del entrenamiento. Si tiene problemas manteniendo el equilibrio, empiece a rebotar mientras mantiene una mano en la pared o utilice un TheraBand. (Ver instrucciones de seguridad para Theraband debajo). Más tarde, si ha adquirido un buen sentido del equilibrio, podrá rebotar más fuertemente. Para lograr un buen entrenamiento, no necesita saltar más de dos o tres pulgadas. ¡Un Rebounder no es un trampolín! Y el rebote se centra en permitir que el peso de su cuerpo caiga hacia ABAJO más bien que en saltar hacia arriba.  Así que practique a saltar en profundo en lugar de hacia arriba - empujando sus talones ligeramente en la estera.

Durante las primeras sesiones de rebote puede ocurrir que se sienta mareado, ya que el cuerpo todavía no está acostumbrado a este movimiento. Si se siente débil o mareado, sólo haga una pausa y continúe más tarde. Si la sensación de mareo no se detiene después de tres días, vea a un médico.

Los Rebounders, al ser dispositivos de rebote, podrían impulsar a la persona que está haciendo el ejercicio a una altura no acostumbrada. Por lo tanto: ¡use su trampolín para saltar sobre él por no más de cuatro pulgadas arriba de la almohadilla elástica! Los Rebounders están diseñados para darle un rebote alto y elástico. Es absolutamente suficiente si rebota de manera que sus dedos siempre permanezcan en contacto con la colchoneta o se separen de ella por tan solo unos centímetros.   

Nunca trate de hacer ni haga saltos altos o maniobras acrobáticas.  Este tipo de actividades puede resultar en lesiones graves o incluso la muerte.

Para los Rebounders Bellicon de banda elástica: Las bandas elásticas se desgastan según la intensidad de su uso. Compruebe regularmente que las bandas elásticas estén en buena forma. Si ve que se deshilachan de manera que pronto verá el núcleo interior de goma, por favor, sustituya el set.  Haga clic aquí para obtener más información de cuándo y cómo reemplazar bandas elásticas.

Antes de desmontar el Rebounder, deje de rebotar.  Para evitar torceduras y huesos rotos, nunca salte al suelo al desmontar el Rebounder, pero baje con un paso suave. Tenga cuidado de mantener el equilibrio al montar y desmontar al trampolín.

No permita que haya más de una persona al mismo tiempo en el Rebounder.

No permita que nadie utilice a su Rebounder a menos que esté bien instruido en su uso y conozca estas Instrucciones de Seguridad. Los niños deben ser supervisados cuidadosamente por un adulto al usar el Rebounder. Mantenga las mascotas lejos del trampolín, en todo momento.

El trampolín se puede conservar fuera de la casa. Sin embargo, recomendamos guardarlo en la noche y mantenerlo fuera la lluvia y la nieve.