Movimientos intuitivos

- No Puedes hacer (casi) nada mal 


No te preocupes por hacer algo totalmente equivocado con el bellicon® .

Por supuesto, se recomienda seguir las directrices especializadas de un terapéuta, son muy útiles. Pero los niños nos muestran en el bellicon® en repetidas ocasiones que fácil es empezar con el entrenamiento :

Simplemente subirse al bellicon®. Saltar suavemente (manteniendo contacto con la lona), deja los brazos relajados, ¡y a disfrutar!

Eine Mutter und ihre Tochter springen jeweils auf einem bellicon®
Eine junge Frau trainiert auf ihrem bellicon®, das neben ihrem Schreibtisch steht

íPonlo en tu camino!

Tu bellicon® tiene un carácter estimulante. Por lo tanto debe aparecer con frecuencia en tu campo de visión.

Mejor ponlo en algún lugar de tu ruta de acceso donde "casi tropieces con él".

Súbete un par de minutos de vez en cuando en el bellicon®.  ¡Salta brevemente en él unos minutos, recréate y listo!


Seguridad addicionál

- con Barras de estabilización


Si no te fías de tus piernas, es bueno tener un punto de apoyo adicional al principio del entrenamiento.

Para hacer esto puedes fijar fácilmente tu bellicon® a una pared, para que te puedas apoyarte con una mano en la pared.

Las barras estabilizadoras opcionales que individualmente o en parejas pueden ser adaptadas a tu bellicon® ofrecen más seguridad y son aún mejores.

Eine ältere Frau trainiert auf einem bellicon® mit Haltegriffen
Icon mit einem Schuh

Zapatos fuera

Lo más eficaz es el entrenamiento sin zapatos. De esa forma también los músculos de apoyo importantes de los pies se entrenan, los cuales de otro modo, con los zapatos, podrían quedarse en reposo.

Por supuesto, al principio esto es un poco más exigente, pero no te preocupes: después de un unos minutos todo resuelto. Si al principio te encuentras un poco débil, puedes probar con los zapatos de golf. ¡Esto es mucho mejor que quedarse fuera del bellicon®!


Icon mit einer Schallplatte

Con música es mucho más bonito

Saltar en el bellicon®  es excepcionalmente agradable. Será incluso mejor cuando pongas tu música favorita. Pon una canción marchosa o un poco de música clásica animada.

Hace maravillas y  el tiempo pasa volando. También eleva el estado de ánimo inmensamente. Si lo prefieres imágenes en movimiento: ¡Incluso viendo la televisión puedes saltar maravillosamente!


Icon mit einem Oberkörper

Deja los hombros relajados

La mayoría de la gente automáticamente tensa y levanta los hombros.

Esta es una postura muy desfavorable porque impide el suministro de sangre a los tejidos y por lo tanto puede afectar al cuello o incluso producir dolores de cabeza. Deja los hombros relajados en el bellicon®. ¡Te darás cuenta de lo bien que te sienta!



Icon mit einem Fuß und einem bellicon®

Presionar con los talones en la lona

Trata de presionar los talones mientras saltas con los pies pegados a la lona. Esto estira el tendón de aquiles de una manera suave y te ayuda a conseguir un mejor sentido del equilibrio general.

Este ejercicio también es conveniente para las mujeres que a las que les gusta andar con zapatos de tacón para mantener un buen sentido del equilibrio.


Icon mit einer Filmklappe

Echa un vistazo a los videos introductorios

Cada cama elástica bellicon® viene acompañada de un DVD de introducción un póster de ejercicios y un folleto informativo.

Una vez que te hayas acostumbrado al uso del bellicon®, puedes practicar con una intensidad agradable los ejercicios que te mostramos en el DVD de introducción  y conocer las posibilidades que tienes con tu nuevo aparato de entrenamiento.

Eine Frau trainiert auf dem bellicon®, daneben wird eine Uhr angezeigt

No Hay que exagerar

Usar el bellicon® aparetemente no es particularmente estresante.

Pero no te equivoques: El cambio constante de gravedad hace hincapié en todos los músculos del cuerpo e incluso en los que posiblemente casi no usamos en la vida diaria.

Ya hemos recibido informes de dolor muscular en los lugares más inverosímiles.

Empieza el entrenamiento - en función de tu nivel de condición física - primero con ejercicios 5 a 10 minutos seguidos y acostumbra a tu cuerpo y sobre todo a tu sentido del equilibrio poco a poco a las tensiones desconocidas.

Un liger mareo inicial, en general, desaparece por si mismo al cabo de algunas sesiones de entrenamiento.


No saltes nunca 
desde el bellicon® al Suelo


En el bellicon® se rebota tan suavemente como en una nube y al cabo de unos segundos tu cuerpo se sintoniza con esta superficie elástica.

Por lo tanto nunca se ha de saltar desde bellicon® al suelo para evitar un choque doloroso con la dura realidad.

Eine Frau sitzt auf dem bellicon® Minitrampolin

¡Salta a un nuevo nivel de forma física - comprate tu bellicon® hoy mismo!